Más de 320 lobos marinos y algunas ballenas fueron encontrados muertos en las playas de las costas del norte de Perú este mes.

El director de ORCA, Carlos Yaipén, dijo que estuvieron monitoreando la situación durante las últimas semanas y concluyeron que los lobos fueron asesinados por los pescadores artesanales de la zona.

Yapén explicó que las ballenas murieron a causa de la temporada, que siempre sufre demasiado tráfico de estas especies. Sin embargo, los lobos marinos fueron asesinados por los pescadores locales “para proteger su medios de vida”. Agregó que también encontraron algunos animales envenenados.

Incidentemente, dos pescadores fueron capturados en video por un transeúnte mientras intentaban matar a un lobo marino tirándole piedras en la cabeza en una playa en el distrito de Samanco.

Después de sobrevivir varios golpes en la cabeza, el animal atrapado todavía intentaba liberarse y escapar de los pescadores.

William Martínez, jefe de la ONG Natura, dijo al diario local Frecuencia Latina: “Las imágenes son brutales, son muy impactantes. Es una zona cercana a dos áreas protegidas grandes. Esos lobos son de ahí”.

Después que el video se hizo viral en el país, los pescadores fueron identificados como Juan José Flores Castillo, de 37 años, y Luís Chauca Quino, de 45 años.

“Yo sólo quería asustarlo”, dijo Flores Castillo.

Él pescador se defendió diciendo que él nunca quiso herir gravemente al animal y que estaba tratando de ahuyentarlo porque había roto sus redes. “Con una piedra nunca vas matar a un animal de más de 200 kilos, es imposible”, argumentó.

Ambos hombres fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad por falta de leyes que protejan a este tipo de animales. Los hombres solo recibirán una sanción administrativa.

Posts Relacionados