Un incendio en una casa de pollos en el condado de Lebanon, Pennsylvania mató aproximadamente a 20.000 pollitos bebés.

“Había polvo, alimento, paja y esas cosas. Es por eso que se esparció tan rápido como lo hizo”, dijo el jefe de bomberos de Neversink Michael Nelson.

Los daños se estiman en $500.000, incluyendo el granero derrumbado y los pollitos de 5 semanas de edad.

Posts Relacionados