Autoridades en Karachi, Pakistán han comenzado un sacrificio masivo de perros callejeros debido a que hay un “gran número de perros callejeros” y el hecho de que Pakistán sigue siendo uno de los países que sigue luchando contra la rabia.

Funcionarios de la ciudad empezaron a matar perros callejeros hace 3 años cuando el municipio comenzó a pensar que el creciente número de perros callejeros estaba empezando a ser una preocupación luego de recibir varias denuncias por mordeduras de perros.

Los funcionarios fueron vistos poniendo los cadáveres en la calle, luego tirarlos a un camión y llevarlos lejos para ser arrojado a la basura.

Según el Tribune de Pakistán, los animales son disparados o se les da carne envenenada.

Una iniciativa semejante de sacrificio se realiza en Lahore y otras ciudades de todo el país cada año, donde miles de perros callejeros son asesinados para evitar mordeduras y la propagación de la rabia, aunque no hay estudios que sugieran que matar funciona y la Organización Mundial de la Salud incluso recomienda no hacerlo y propone en vez programas de vacunación masiva.

Según datos no oficiales, más de 150.000 casos de mordeduras de perro son reportados cada año en el país, de los cuales hasta 5.000 terminan en la muerte de la persona.

Posts Relacionados