circoeles

 

Unos 70 circos de los más de 200 registrados en México han cerrado sus puertas a causa de la nueva ley que prohíbe los espectáculos con animales, anunció el presidente de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo Armando Cedeño Álvarez.

Según Cedeño, aproximadamente 2 mil empleados han quedado sin trabajo y cerca de 14 mil animales quedaron sin lugar para vivir desde que la ley fue aprobada en diciembre, ya que aunque la ley entrará en vigor recién el 9 de julio, muchos estados ya no permiten a los circos la utilización de animales en sus funciones.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales pidió a los circos un registro de todos sus animales para que los zoológicos del país decidan y elijan cuáles y cuántos animales podrían albergar. Los animales que no fuesen aceptados en ningún zoológico serían enviados a centros de conservación.

Pero eso no fue lo que sucedió y miles de animales ex trabajadores ahora están simplemente “embodegados”, como describió un circense, ya que los zoo y las reservas no tienen el lugar o el presupuesto para acojerlos.

“Más de 4 mil animales de circo tienen un futuro incierto, pues las recientes leyes que se aprobaron tanto en el ámbito local, como federal, prohíben el uso de animales en los espectáculos circenses, pero no dejan claro qué se va a hacer con estas especies”, dijo el legislador local Alejandro Ojeda.

“Según la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo, los animales no son recibidos en los zoológicos del país, pues no tienen presupuesto para atender de manera adecuada a los que ya tienen, menos van a tener recursos para recibir otros. En el caso de que fueran aceptados habría que ver cómo se interrelacionan con los que ya viven ahí, pues existe el riesgo de que sean rechazados y se generen peleas entre ellos que pondrían en riesgo sus vidas”.

Debido a esta situación de incertidumbre y la poca organización, algunos circos están tratando de vender sus animales a particulares, lo que es de gran preocupación ya que la idea era liberar a los animales de una vida de crueldad.

Ojeda dijo además que desde que se prohibió su utlización y porque todavía no han sido rescatados, los animales ya no salen de sus jaulas y su ánimo y estado físico está decayendo.

Posts Relacionados