alex2

 

Alex fue rescatado de una vida de abuso en Corea del Sur después que sus primeros dos propietarios no lo querían y lo maltrataban constantemente.

Su segundo propietario lo mantenía en una jaula pequeña y sucia donde sufría de desnutrición y cuando se enfermó su dueño iba a abandonarlo en la calle.

Cuando Craig Petronella, un militar de Estados Unidos estacionado en Corea del Sur, escuchó la historia de Alex, de inmediato quiso adoptarlo antes que fuese abandonado a su suerte y tuviese que escapar de los comerciantes de carne que a menudo toman perros callejeros por ser un blanco fácil.

Petronella llevó al joven cachorro a los EE.UU. con él para iniciar una nueva vida con él, su esposa y su hijo y sus perros. Tenía la esperanza de que Alex finalmente iba a comenzar una nueva vida con ellos, una vida feliz, pero desgraciadamente ese no fue el caso.

Luego de unos meses, Alex comenzó a actuar agresivamente y la esposa de Petronella, Ines, llamó a Treasured K9s por ayuda, el único rescate sin fines de lucro dedicado a perros de raza Jindo en la costa oeste del país.

Kristen Edmunds, fundadora de Treasured K9s, explica: “Se ha puesto de moda para muchos grupos de rescate y para individuos rescatar a perros del comercio de carne de Corea del Sur y adoptarlos a familias en Estados Unidos. Muchos de estos perros han sufrido un abuso inimaginable y es imposible saber cómo se van a ajustar a un hogar.

“Aunque ha habido grandes historias de éxito con algunas de las adopciones, ha habido muchos casos que no funcionaron. Porque la mayoría de los propietarios no entienden la raza, muchos de los perros fueron devueltos a los refugios donde son casi siempre sacrificados. Los pocos que tienen suerte, como Alex, terminan en rescates que tienen la capacidad para rehabilitarlos”.

Según Ines, al principio Alex siempre estaba asustado, comenzaba a temblar con cada movimiento y cada ruido, cerraba sus ojos con fuerza y ​​se tiraba en el suelo tembloroso y quedaba paralizado por el miedo.

Alex luego comenzó a lidiar con su constante miedo con agresión. “Si no se podía esconder, trataba de atacar,” dijo Ines.

Los Petronella consultaron a un especialista en comportamiento animal al principio quien les explicó que Alex había sufrido un trauma psicológico severo y que requería un hogar con más experiencia para recuperarse. Fue entonces cuando Ines se puso en contacto con Treasured K9s.

“Cuando recibí el email de Ines supe exactamente lo que Alex necesitaba y que Treasured K9s era su única esperanza”, dijo Edmonds.

“Cuando Alex llegó por primera vez a nuestro centro era extremadamente temeroso de mí, no tenía ningún tipo de entrenamiento y tenía mucho miedo de la correa y el collar que necesitaba ponerse para el entrenamiento”, dijo Jeff Kolbjørnsen, un experto en conducta canina que trabaja con Treasured K9s.

“El grado en que Alex se resistió, gritó y trató de escapar, tratando de morder, fue una de las más graves manifestaciones inducidas por el miedo que he visto.”

Alex, quien tenía tan solo 8 meses de edad cuando llegó a Treasured K9s, necesitó 6 meses de rehabilitación, pero por fin está listo para su adopción. Alex ahora se comporta muy bien, juega con otros perros, obedece las órdenes y se lleva bien con los seres humanos y la vida en general.

“Alex es prueba de que incluso los casos más difíciles pueden y deben ser rehabilitados y se les debe dar una segunda oportunidad”, dijo Edmonds.

Pueden seguir la página de Facebook de Alex aquí.

Posts Relacionados