La criadora de perros Angela Gobin, 41, de Cramlington, Inglaterra fue finalmente declarada culpable de causar sufrimiento innecesario a un animal después de dejar a Bella en trabajo de parto durante 4 días el año pasado antes de llevarla al veterinario, lo que resultó en el colapso de Bella y la muerte de 11 cachorros.

El Mastín Inglés de 6 años de edad fue operado de emergencia después de días de agonía. Los veterinarios encontraron dos gusanos dentro de un abdomen muy infectado y cuatro cachorros más muertos.

El tribunal escuchó que Gobin ni siquiera sabía al principio que Bella estaba embarazada y que solo la llevó al veterinario cuando Bella vomitó cuatro días después.

“Era viernes por la mañana cuando la acusada llamó por teléfono al veterinario”, dijo la fiscal Denise Jackman.

“Este perro estuvo de parto durante al menos 84 horas y tuvo paradas y arranques y entrega de cachorros vivos y cachorros muertos.

“La acusada dice que ella no estaba preocupado porque, a pesar de todo, el perro seguía comiendo y bebiendo y yendo al baño.

“No hay ni siquiera una llamada al veterinario que decir ‘tengo este problema, ¿qué me aconsejas?’.

“El acusado tiene experiencia criando cachorros, nos dijo que ya ha tenido 14 camadas antes.

“La fiscalía dice que no es aceptable que un perro esté en trabajo de parto por ese periodo de tiempo sin intervención.”

Gobin, una ex cadete oficial del Ejército, fue puesta en libertad bajo fianza y será sentenciada a finales de este mes.

No es la primera vez Gobin ha estado en problemas por maltrato animal. En 2005 se le prohibió poseer caballos por 5 años después que un caballo veterano hubiese muerto de hambre dos años antes.

Tres años después, en 2008 fue multada por contaminación acústica después que sus vecinos se quejaran de los constantes ladridos de sus 7 Mastines Ingleses.

Posts Relacionados