Más de 10 ballenas han fallecido luego que una manada quedó varada contra un rompeolas rocoso en el sur de Perth, Australia.

A pesar de los esfuerzos por devolver al agua a las más de 20 ballenas piloto de aleta larga, 12 de ellas han muerto.

El líder de Conservación de la Naturaleza del Departamento de Parques y Vida Silvestre, Kim Williams, confirmó en un comunicado que 12 ballenas han muerto, 6 ya han sido rescatadas y están trabajando en el rescate de las 4 restantes.

“Los esfuerzos de esta tarde se han centrado en el rescate de las cuatro ballenas restantes que quedaron varadas en aguas poco profundas, fueron llevadas con cuerdas de nuevo al agua por barcos”, dijo Williams.

“Desafortunadamente, una de estas ballenas ha vuelto a varar y está siendo llevada a aguas más profundas otra vez, mientras que las otras tres no están nadando fuertemente y hay una posibilidad de que también vuelvan a varar.”

 

Posts Relacionados