Hay otro tipo de pasajeros en Moscú – los pasajeros caninos.

El metro de Moscú, que es el segundo metro más utilizado en el mundo, es el hogar de cerca de 500 perros en cualquier momento dado, y eso sin contar los perros que embarcan los vagones cada día. Las cifras de población de perros sin hogar alcanzan los 35.000 en la capital de Rusia y muchos de estos perros han aprendido a utilizar el transporte público. Algunos de ellos pasan todo el día en el metro, vagando de un vagón a otro en busca de una cara amable y restos de alimentos. Otros viajan desde los suburbios a la ciudad cada día, siguiendo a la multitud de personas generosas. El tercer tipo de pasajeros caninos baja y sube en diferentes paradas, dando la impresión de que se dirigen a algún lugar en particular.

Andrey Poyarkov, un biólogo que ha estudiado a los perros callejeros de Moscú durante más de treinta años, dijo a ABC News: “En Moscú hay todo tipo de perros callejeros, pero… no hay perros estúpidos. La calle es dura y es la supervivencia del más apto. Estos perros inteligentes conocen a la gente mucho mejor de lo que la gente se conoce a sí misma”.

Afortunadamente, al viajero promedio no parece molestarle y, de hecho, da a los perros un amplio espacio y un lugar para sentarse. La ciudad de Moscú no ha aprobado ninguna ley en lo que respecta a los perros callejeros, que se han convertido en una realidad común del metro.

Posts Relacionados