babychicks

 
Miles de millones de pollitos machos son sacrificados cada año por la industria huevera, quienes son considerados desechables por no poner huevos. Son una víctima de la industria ganadera que se pasa por alto con frecuencia. También la industria de huevos orgánicos y ecológicos disponen de los pollitos cuando estos tienen un día de vida.

Solo en Alemania, 45 millones de pollitos son triturados o asfixiados cada año. Pero la presión de los grupos de derechos animales ha alentado al gobierno alemán para financiar nuevas investigaciones que acabarán con esta práctica.

La tecnología es bastante simple: durante el período de incubación del huevo se extrae y se analiza una pequeña cantidad del líquido. Si se determina que contiene un polluelo hembra, se puede permitir que continúe la incubación, y si resulta que contiene un polluelo macho, el huevo se puede eliminar, o puede utilizarse para otros fines tales como la alimentación de otros animales. En este punto de la etapa de incubación los pollitos no sienten dolor, por lo que esto es sin duda preferible a los actuales métodos de matanza de los pollitos.

El Ministro de Agricultura de Alemania Christian Schmidt ha explicado que el método está casi perfeccionado y debería estar listo para su uso en criaderos alemanes para el 2017. Esto convertirá a Alemania en el primer país del mundo en detener la práctica del sacrificio de pollos machos.

A pesar de la tecnología avanzada que se utilizará, Schmidt ha asegurado que el precio de los huevos no se incrementarán más de dos centavos.

Este avance no hace nada para mejorar las condiciones de las gallinas en la industria huevera, pero es un paso en la dirección correcta.

Posts Relacionados