Hace cinco años, el gatito Biso encontró su camino hacia una pared en una estación de metro de El Cairo – y descubrió que no podía escapar. El gato callejero ha pasado los últimos cinco años detrás de esta pared, manteniéndose vivo gracias a un anciano llamado tío Abdo que iba todos los días a darle alimentos y agua.

El tío Abdo, quien es propietario de una pequeña tienda cerca de la estación, visitó a Biso todos los días por 5 años, incluso durante la revolución Primavera Árabe en 2011. Abdo trató de rescatar al gato varias veces, pero sus esfuerzos solo asustaban a Biso quien salía corriendo. Para añadir a la difícil situación, cualquier intento de romper la pared sería considerado como daños a propiedad pública.

La situación parecía no tener esperanzas hasta que varios activistas por los derechos animales se encontraron con una imagen de Biso en Facebook y lanzaron una campaña para rescatarlo. Los activistas exigieron que los equipos de mantenimiento de la estación de metro romperieran la pared en un esfuerzo para rescatar a Biso, y esta vez funcionó. Cinco horas después que los trabajadores comenzaron su labor, el gato fue liberado.

Desafortunadamente, Biso escapó antes de que pudiera ser capturado y desde ese momento el tío Abdo sigue buscando a su amigo.

Posts Relacionados